Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2014.

BORDADA MEMORIA

20141214130734-maria-bernal-traje-charro-vitigudino-ruben-lapuente.jpg

 

Hoy María

baja a la calle

así

como si de pronto

la tierra diera a luz

una gema

de carne y hueso

tallada

Lento

y minucioso

y palpitante

primer día de María

prendiéndose

en la piel

esa flor recamada

de la memoria charra

que anoche

en la penumbra

iba desenterrando

del arcón del desván:

El jubón de seda negra antigua

Esa noche

del terciopelo

de la falda  

El blanco calado

pañuelo de hombros…

Al trasluz

bajo la lucera

de la luna

miraba

el dengue

con flecos de oro

las dos recamadas

ajorcas

de terciopelo  

de los puños

el mandil de faralá de seda…

y lo veía todo

como del revés

con un color

mortecino

como sucio de tinieblas…

 

Ay  pero al amanecer

Al abrir tan sólo el ventanuco

Al entrar la claridad

bordada

de la memoria…

Todas las prendas

Todos esos tesoros

de joyas frías

en la oscuridad

se encendieron:

el lunario de plata

la labor de realce

en los jardines del aljófar

el carrusel de lentejuelas

girando en la noche del terciopelo

la sangre de oro y plata de los hilos…

Todos se volvieron

luciérnagas

Todo parpadeaba

porque quizás recordaban haber

besado esa misma luz

porque quizás existían

sólo porque despertaban…

 

Una cascada de collares de oro

con veneras colgando

llaman a su pecho

al salir  ya

hacia el son del tamboril 

hacia la herida

dulce

de la gaita charra

hacia la voz de las castañuelas

que hoy María

estrena memoria  

de traje eterno

Y lo baila

en esta plaza

del corazón del mar que aquí

se hizo dehesa…

Lo baila María

Luego  

a la noche

se dejará caer

en la cama

vestida  así

desvelada

aún en los brazos de la tierra

              ©Rubén Lapuente

                     (Vitigudino)

a  María Bernal 

 

14/12/2014 13:07 rubenlapuente #. RITOS( 10 ) Hay 6 comentarios.

VECINITA

20141228122548-guillermo-hijo-de-elena-ninez-ruben-lapuente.jpg

Venga vecina

Préstamelo

Que sólo es para una mañana

de domingo

Que no sabes las ganas

que tengo de mandar

a este amuermado

adulto mío

a la esquina

a ver si llueve

Que llevo una eternidad

sin una mano de blancura

Sin un incordio inocente

Sin esa pequeña patria del candor

Oh venga vecina

Que ya ni me acuerdo

de aquel sollozo de hijo dulce

Ni de aquella voz

de corteza de pan

saliendo del  hatillo

de sus  huesos abrazados …

Que quiero sufrir un bombardeo

de su lengua de trapo

Ver la huella de su manecita

en el vidrio empañado del balcón

o su estampa de pájaro ciego

contra la pared

de mi cuarto en penumbra

buscándome a tientas…

Subirme a la espiral

de su sueño despierto

Verme  esa mañana

como viviendo en una  acuarela…

dibujado

Oh venga   ¡Déjamelo!

Que le voy  a devolver

de regalo

el asombro

de la magia de este patán

faquir hambriento

de cuchillos de cocina

del bosque de mi boca en llamas

Y con polvo de estrellas

le encontraré

un doblón de dulce oro negro

en el cofre de su pelo

En sus bolsillos

esas piedras de colores

del río en el que se sumerge

cada noche

Ah  Y si también

vienes tú  vecinita

para cerrarte esa herida

de amor roto    

tengo un   ¡ale hop!

 guardado para ti…

 

 Ahora que aún es olor y luz

de pan de madrugada…

Oh venga vecinita

¡Déjamelo!

                  ©Rubén Lapuente

a Elena García          foto: Guillermo

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris