Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2008.

SOL

20080604145024-amanecer.jpg

¿Para qué soñarte

si eres sólo

una hoguera más

de cualquier noche?

 

Tú,

despiertas un desierto,

atronas un bosque,

azuleas un glacial,

desnudas una espalda.

Pero sólo eres algo

cuando yo te pienso.

 

Y sé que somos lo mismo,

que vengo de ti,

añico tuyo,

como todo lo que veo:

mi dios, sin saberlo.

 

Y en tu honda me alojas,

me giras,

como tú te cobijas

en otra mayor

que a su vez voltea

el Universo.

 

¡Si te pudiera mirar

sin cedazo,

humilde, mojado,

como emerges

del horizonte del mar!

 

Tu declive tan lento

es peor que el mío:

tú no puedes matarte,

mi dios, sin saberlo.

     

        Rubén Lapuente

NIÑO PINTOR

20080609224319-dormido.jpg

El color,  ese sufrimiento

de la luz(Goethe)

 

 

Si le doy a mi hijo

una tiza, un pincel,

un lápiz de colores.

le doy la mano del viento

Le doy el vuelo

de un hilo de alambre

del sueño.

Y me pinta una casa

su bólido,

un sol amarillo,

y a un tipo con antenas

(¿o es su remolino en el pelo?)

con sonrisa de payaso

 

No titubea, no tacha,

no copia, no sufre.

Aprieta el color

para que salga más intenso,

más llameante.

Y, o rompe la mina del lapicero

o se queda sin fuerzas,

medio dormido,

sobre los colores.

 

Sin una pizca de pintura

en la memoria

lo que le sale es definitivo,

original, puro, sin patraña.

Y lo hace de carrerilla

como si llevara mucho 

tiempo en el arte.     

Luego pone su nombre

a la lámina con letras

desmedidas:

Y la olvida para siempre.

 

Y a otra cosa, mariposa.

 

     Rubén Lapuente

             

09/06/2008 22:43 rubenlapuente #. NIÑEZ ( 21 ) No hay comentarios. Comentar.

TRAVESÍA NOCTURNA

20080612205239-embalse-el-rasillo.jpg

El coche en marcha

ilumina la entrada

en el pantano.

Me sumerjo, surjo,

me abismo, afloro:

en el vaivén de mis brazadas

avanzo cerrando

la cremallera sobre el agua.

 

Los dos faros me arrojan

desde la otra orilla,

ya conquistada,

mi estela

en sus lazos de luz tranquila.

Sereno,

suelto mi cuerpo inmerso,

aletean mis pies

hasta el légamo:

soy un huésped

en el cubil de la carpa

desde donde miro

la turbia noche de adentro:

se puede soñar bajo las aguas.

 

Afloro cansado, sin agallas.

Floto, tendido en cruz,

bajo la belleza baldía de arriba

sobre el mundo oscuro

de la otra vida de debajo,

en la travesía… hacia qué ribera?

 

El cambio de luces del coche

sorprende mis  mejillas.

Y reanudo mis brazadas:

me sumerjo, surjo,

me hundo, nazco,

abriendo la cremallera

sobre la piel del agua.

      

            Rubén Lapuente

          

"Y DESPUÉS ¿AYUDASTE A LA NIÑA?"

20080621110947-hambre-20extrema.jpg

 

El buitre.

La niña.

El fotógrafo.

A los tres les ha citado

en un descampado

 la muerte.

 

La niña,

demora mejor,

en cuclillas,

los embates del hambre.

Para no tenderse,

se acoda,

se da golpecillos

con la testuz en la tierra.

 

Se mece

todavía demasiado

para el valor del buitre

que no tiene prisa

y espera su despojo

abatido al sol

del páramo.

 

La estampa

requiere más fotogenia

pero el buitre

no colabora:

no afila el pico en la piedra,

no despunta sus garfios,

no despliega sus alas.

 

Cansado de esperar,

el fotógrafo

 posterga la cita.

 

El buitre.

La niña.

No hubo nunca

un vuelo más sórdido

sobre África.

 

      Rubén Lapuente

 

La foto es de Kevin Carter. Esperó 20 minutos, pero el buitre no extendió las alas. Ganó el premio Pulitzer. “Y después ¿ayudaste a la niña?” le preguntaban ,como una pesadilla, en todas las partes del mundo. A los dos meses de ganarlo se suicidó.

21/06/2008 11:09 rubenlapuente #. DOLOR ( 21 ) Hay 2 comentarios.

VOLVERME COMO UN PÁJARO

20080625011608-cara-pajaros.jpg

 

 

Cerrar los ojos.

Abrirlos en la suave

maleza de mis plumas.

 

Que cada mañana

me parezca

siempre la misma.

 

Leer cada día una página

en blanco del viento,

del sol, de la lluvia.

 

Llevar  la escuela aprendida

en el torrente de mis venas.

Que todo lo que tenga

acabe en el filo

de mis alas.

 

No estar confinado.

Migrar.

Amar por instinto.

 

Mirar al hombre

como a una alimaña.

 

Ser siempre el mismo.

 

No demorar la muerte:

Caer de la rama

como a un agujero

sin fondo del sueño.

 

Morir sólo para morir.

            

               Rubén Lapuente

25/06/2008 01:17 rubenlapuente #. SUEÑOS ( 15 ) No hay comentarios. Comentar.

LA BELLEZA

20080627180702-pavoreal001.jpg

La belleza no tiene envés.

No guarda grados.

La paleta del tiempo

coloreó ese abanico

de plumas enamoradas.

Dibujó los ocelos

que ahuyentaron los acechos,

las traiciones,

la muerte,

y ahora son ardides

de una dulce cárcel

de miradas de deseo.

 

¿Cómo dudas de la belleza?

 

Si estuvo en ese duro perfil

tuyo sorprendido.

 

Si está en la gota de sudor

de levantar cada mañana

tanto cuerpo destrozado.

 

Si me la lanzaste,

sin querer,

radiante,

desde el profundo abismo

de tu boca besada

sin tiempo.

 

Rubén Lapuente

 

 

27/06/2008 18:07 rubenlapuente #. LO MÁS MÍO ( 23 ) No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris