Facebook Twitter Google +1     Admin

AINA

20210825113609-aina-ruben-lapuente-berriatua.jpg

                para Rubén y Eli

Nadie entiende la vida.

Quizá sólo desde un milagro.

Mírala,

como todos

Aina empieza de cero.

Ahora ella no sabe 

qué es esto que la envuelve,

que la arropa,

que dulce la zarandea :

ella mueve sus bracitos

como aspas de un molinete

aún tarambana

como si espantara

las primeras luces oscuras.

 

Mírala.

La vida que nunca mira atrás,

es un calco,

un papel de seda,

la misma eterna calcomanía 

de una hoja  

que nace y se agota

y reverdece y…

Mírala.

Esta infancia primera

que no le dejará memoria

-que nadie recuerda la suya-

vívela con ella,

no te la pierdas,

es única.

Deja tu montón de papeles,

y corre, corre,

entra en esa muñeca

de dulce carne de preciosa lana…

Sí, ahora que mil veces

la vistes y desnudas

y bañas, y duermes

en el suave vaivén de los brazos,

tan frágil,

recuerda que fuimos

este mismo cálido panecillo 

de harina de rosa

y agua

de tiemblo de estrella…

 

Mírala,

el tiempo la hará crecer, trastear,

balbucear, unir silabas…

cuando te pida el álbum de su vida

y quiera saber,

desde su primera luz

cuéntale esta infancia  

que desde el asombro

estás reviviendo

que también es la tuya:

la misma

que no recuerdas.

Cuéntasela, entera, minuciosa,

de pe a pa,

mientras en el espejo

la peinas, la vas desenredando,  

muy suave,

esa rebelde melena de oro

que ya se le adivina …

 

Mírala,

ahí la tienes,

es un pedazo tuyo,

tu relevo,

es tu memoria

en el collar del corazón

de sus cuatro letras.

Y es esa dulce manecita

que se agarra a tu dedo

que crecerá y crecerá

hasta que pueda  

tomar la tuya,

cuando la vida,

esa que nunca mira atrás,

de un solo golpe,

te apee del camino.

         © Rubén Lapuente Berriatúa

http://rubenlapuente.blogspot.com/


GOLONDRINAS, ORONETAS

20210802142508-fachada-de-mi-casa-golondrinas-ruben-lapuente-berratua.jpg

Siempre falta algo que poner, me lo dice mi oculto enfermo descontento.  Ahí, hay un hueco. Ahí, cabe un detalle. Eso de toparse cada día con la faz de la nada en una pared o en un rincón de la casa, como que no va conmigo. Demasiada desnudez a mí me llevaría al espejo un eremita. Prefiero estar ocupado acariciándome los ojos con cosas que creo bellas, que darle la oportunidad a ese misántropo canalla mío, de acorralarme con la pureza de quedarse con la mente vacía, in albis: suprema inocencia, suprema ignorancia. Si para un moderno decorador de interiores, menos es más, la nada entonces qué sería, ¿todo? Hacéoslo mirar.

Mientras pueda, cada paso, cada zancada por mi hogar, que sea un hallazgo, una sorpresa, un detenerse en lo que guarda y despliega a cada paso su bella cola abierta de pavo real…

Ayer mirando la fachada de mi casa, la vi anodina, sin una anécdota, sin merecerse unos gemelos. ¿Y qué pondría? ¿Cosas para alimentar el espíritu? ¿Poesía? Oh, sí, eso, le falta poesía, le falta gratitud, hospitalidad. Y por qué no esas tijeras del cielo, esas golondrinas que les basta una esquina, un ángulo, un rinconcito para saludar a la nueva mañana. Tan desaparecidos sus gorjeos, sus vuelos circenses, su carrusel de campanadas perdidas. Esa manera nuestra de enredar cambiando el paisaje, abandonando la agricultura o nuestros pueblos, las tienen medio exiliadas, confundidas. ¿Sabes? anuncian la primavera, la nuestra, que ellas, van y vienen, viven y vuelven siempre en nuestro luminoso y añorado abril.   

Si fuera marinero me graduaría en golondrinas, con un buen puñado de ellas navegando por mi piel. Millas marinas que serían alados tatuajes, y tantos como vueltas mías al dulce puerto con amarrados besos al noray de carmín de mi amor.

Mientras regresan las mortales, en la fachada de mi casa, como un  señuelo, como un trampantojo, he colocado una bandada de ellas, pero de cerámica, “oronetas” en su musical idioma valenciano.

Un siglo llevan volando quietas por las terrazas levantinas. Faltaba poesía en la faz de mi casa. Ahí las tengo, dispersas, elegantes, simpáticas, humildes, intentando alcanzar los inalcanzables aleros del cielo. A lo mejor se animan las de verdad, y se emplazan bajo la larga cornisa de mi tejado, junto a la colonia de las que brillan y callan al sol…

Dicen que traen buena suerte, de momento, al mirarlas desde la calle, algo pasa, algo mágico se vuelve a subir al viejo tiovivo del campanario de aquellos días azules del corazón.

 ©Rubén Lapuente Berriatúa

    El Rasillo de Cameros

http://rubenlapuente.blogspot.com/

02/08/2021 14:25 rubenlapuente #. HISTORIAS NATURALES( 13 ) No hay comentarios. Comentar.

¡AMPARO!

20210707163438-amparo-el-rasillo-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Se llama, ¡Amparo!, con signo de exclamación, porque todos en El Rasillo de Cameros la llamamos desde la calle, gritamos su nombre a voces, que sabemos que siempre anda enredada, como sonámbula, dentro de su frondoso vergel.

Es Amparo: Perita en plantas, maestra del verdor, jardinera para todos.

Y sin decirle nada, como una sorpresa, le he dejado en el buzón de hierro de su puerta, una hoja doblada con unas líneas mías escritas. Enseguida me ha venido con la rosa de papel manuscrita en la mano, y un estanque anegado en los ojos…

“Me has dibujado, me siento así, soy así, oh qué regalo. Ya tiene palabras todo mi ser, que necesitaré leer, y muy a menudo, que un poema para una es la mejor receta, el mejor brebaje para no extraviarse, para no salirse nunca del camino…, gracias, gracias”   

 

“¡Llámala! Desde la calle. ¡Grita su nombre! Ella está dentro de un vergel. Siempre acaba oyéndote.

 ¡Espera! Que aquí, al paso de un aroma, la voz se entretiene, se embriaga, se pierde, se equivoca de oído…

 ¡Llámala otra vez! Estará tirando muy suave de una raíz. Cribando la tierra para ese tallo perezoso. Dejando   una gota de luz de diamante en cada hebra verde...

 Ayer me trajo en su regazo los primeros brotes de belleza: Una altea, un lilo, un laurel…

 Es Amparo. La que sabe lo que arraiga. La que tiene, saliendo de sus labios, esa nana de madre y sueño que   hechiza las plantas, o ese mimo, esa ternura que atesora en las manos, que doma lo verde…

 Ah, pero no, no…Deja, deja… No la llames ya más.

 Se habrá quedado dormida…

 ¿Sabes? Un día la llamó el dolor. Pero, ahora, de beber del oro de los días, se ha hecho de cristal, de agua   pura: transparente.

 Ayer me dijo que la vida es ver crecer lo que amas.

 Oh, déjala que siga trepando por esa eterna enredadera del sueño…”

 Rubén Lapuente Berriatúa

El Rasillo de Cameros

publicado en el diario La Rioja el 5/7/2021

07/07/2021 16:34 rubenlapuente #. HISTORIAS NATURALES( 13 ) No hay comentarios. Comentar.

VESTIDO DE NOVIA

20210604114608-vestido-de-novia-ruben-lapuente.jpg

a Carmen Sevillano

“Oh, más de treinta años siendo una bagatela en la memoria. Olvidado. Sólo fue para una promesa en un día de mayo. Para un altar sobre tulipanes blancos. Para un solo baile en la plaza con luna y  sueño de una princesa que se escapó de un cuento.

Tiene campanadas, lluvia de azahar,  caricias de arroz, mi juventud perdida. Me caí en la cama con él, borracha de luces, de burbujas de champán, de viento enamorado en unos brazos con regazo y labios de poeta. Y lo guardé en una caja de cartón en el altillo del armario, hasta ahora que al ver Rubén un maniquí desnudo en un escaparate de promesas blancas, se acordó de él…  ¿Y si rescatáramos del olvido a ese callado vestido tuyo de novia?

Y lo saqué de su encierro. De su cárcel de cartón. Desperté a la apolillada bella durmiente de adentro. Ni se me ocurrió enfundármelo, que una celebra  también con sorna el cumpleaños de cada su nueva talla.

Y tenía esa humedad amarilla de la ropa encerrada: salpicaba encaje y organza y enaguas plisadas de seda, y con la matriz de una lágrima ocre del tiempo, que, como una gangrena, bajaba por la pechera bordada de filigrana…

Lo puse a remojo en un cuenco lleno de agua con un puñado de sal, jabón suave, y el jugo de unos limones. Y lo tendí al patio con sol de este nuevo y viejo abril tan limpio…

Ahora luce como el sol de aquel día de mayo, y está donde merece, donde me mira. Y a mí sola. Y al verlo, no siento ninguna herida del tiempo, no, que bastante tengo con un atormentado poeta en casa, que cuando mis largas cicatrices le rozan, aún me invita a bailar, aún me contagia, de nuevo, su blanca alegría de vivir”

©Rubén Lapuente Berriatúa

http://rubenlapuente.blogspot.com/

04/06/2021 11:46 rubenlapuente #. LO MÁS MÍO ( 23 ) No hay comentarios. Comentar.

ABLACIÓN

20210507120218-ablacion-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Yo no sabía lo que era la ablación, la ablación  cardiaca, pero al notar  que mi vecino y amigo del bosque había cambiado de costumbres, como ya no le veía con la bicicleta por los senderos de esta hoguera verde... ¿ A ti Luis te  pasa  algo, no?  y entonces…

 “De repente, Rubén, el corazón no sabe calmarse. No te habla bajito. Parece dentro del pecho un potro sin domar,  una campana con toque a rebato. Y da igual caminando, que soñando de madrugada, que feliz en un bar. De pronto se pone a saltar, a golpearte. Y pones la mano en el pecho, asustado, como cuando de niño te lo descubrió el resuello o el primer miedo, pero ahora no lo sientes como aquel limpio y vigoroso volteo de campanas, sino como uno de los últimos coletazos de un motor viejo.

 Y de pronto, el corazón detiene su locura, se olvida de vocear, te ignora, vuelve a su cotidiano murmullo. Y vives cada minuto con el acecho de su sombra, con el terror de su revuelta…

 Y el médico te habla de la ablación, que al oírlo te sorprende, te suena a otra cosa: “¿Pero, eso no es capar los genitales femeninos?”  Y no. Se sonríe. Te dice que también es entrar en las venas, subir por el río de la sangre con un bajel pirata que asalte ese amotinado camarote. Abordarlo, para quemarlo, para tacharlo: cegar esa sublevada habitación del pánico relampagueando en la roja oscuridad. Y con bozal de gañidos me han calibrado su brújula. Supongo que ya dejará de perder el norte, pero qué difícil, Rubén, volver a ser el mismo cuando la vida te asesta esta sonora puñalada. Difícil dejar de pensar en ese tambor cuando lo intuyes en el silencio de todas las noches, que ya tengo una cita ineludible con cada uno de sus latidos. Y sí, el tiempo te alcanza, empieza a existir para uno, y mucho más deprisa. Ahora me parece que todos los meses las hojas del calendario en la pared, son de otoño, son amarillas…

La vida es un viaje hacia el cansancio, pero habrá que aparcar el miedo, aprender de nuevo a vivir, ser el mismo, por lo menos de puertas a fuera, y procurar no dar mucho la lata a nadie con el sonsonete de mis goteras.

Ahora lo siento como un huésped, o mejor como un reo o demente que viste camisa de fuerza. Y  todas las noches le llevo, cálida, la palma de mi mano, y la redoblo con la otra, para que esté más arropado, como más tranquilo, y en esa postura, casi angelical, me duerme o le duermo, que ya no se quién cierra primero los ojos…

©Rubén Lapuente Berriatúa

http://rubenlapuente.blogspot.com/

07/05/2021 12:02 rubenlapuente #. HISTORIAS NATURALES( 13 ) No hay comentarios. Comentar.

EL COMETA HALLEY

20210414164912-el-cometa-halley-86-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Fue en el 86, en aquel cielo tan limpio de la sierra de Cameros y a simple vista. Varios meses siguiéndolo.  Quienes mirábamos  el cielo estrellado con frecuencia. Los que buscábamos planetas en la clara oscuridad, o carros o lebreles o arqueros en las constelaciones, lo ansiábamos. Cada 75 años vuelve y se ve como esa estampa de los Reyes Magos con el cometa  sobre sus cabezas. El anterior, en 1910,  la poca contaminación de las ciudades lo enseñaba tan claro  que ese escalofrió de plata endemoniado no cupo en la cabeza de aquella mentalidad, como si el fin del mundo llegara. Y las crónicas de la época en todo el mundo hablan de suicidios, de miedo, también de belleza, de asombro. Lo más son dos veces  verlo en una vida: si de niño lo viste,  de anciano quizás repitas. Yo al de 2062 ya no llego. Sí, un día volverá el cometa Halley y ya no estaremos aquí, es cierto. Pero nuestros descendientes,  mis hijos  sí estarán, y ojalá  los hijos de mis hijos, y darán gracias por haber hecho que puedan experimentar lo mismo que nosotros, muchos años atrás.  La vida, en sí misma, es el cuento de hadas más maravilloso que se pueda contar. Por eso he dejado escrito este poema  

 

Era de noche

En mi pequeño balcón

colgado

de esa dulce ladera

de trinos

En aquel abril

tan limpio de oscuridad

Magullado de números

de papeles  

de oficina

con mi luna redonda de cristal

de espía del cielo…

iba de rama en rama

de cada estrella…

 

De pronto

sobre el alto

granero del agua

como una alada herida luminosa

como una cana melena

rota de viento

apareció el cometa

 

Ese trazo de tiza

atado a su radio

a su vida

Viajero de plata solo

que por primera vez veía

y por última

también

cuando regresara

a mojar su larga cola de lumbre

pero ya

sobre el seco río

del tuétano de mis huesos

me señalaba

lo que en realidad yo era:

tan sólo una breve

mirada en el tiempo…

 

Desde el zaguán

me subiste ese alboroto

de nido de gorriones

en la garganta

de asombro de chiquilla

al llamarme

al verlo…

 

Cada atardecer

de aquellos mágicos días

del año del cometa

jóvenes y enamorados

salíamos a robarlo del cielo

a bañarnos

en su indeleble fulgor

 

A tu vuelta

oh cometa viejo amigo

por entre los párpados

de otros ojos

nacidos de nuestro amor

nos asomaremos

©Rubén Lapuente Berriatúa

 

             Villoslada de Cameros (La Rioja)

             En el 2062 regresará su cola plateada

14/04/2021 16:49 rubenlapuente #. BREVES MOMENTOS ETERNOS( 23 ) No hay comentarios. Comentar.

MAR ADENTRO

20210318165501-mar-adentro-suicidio-marinero-ruben-lapuente.jpg

Uno muere cuando nadie le recuerda

Ya volvíamos al viejo puerto. El de la desafinada sonata de bocinas y gaviotas. El de la acicalada hilera de boquitas recién pintadas con  toda la fila de puntillas moviendo frenética, ya fin de cuarentena, las ardientes alas de las manos.

Semanas de tobogán de atunes bajando al vientre de salmuera del barco, preñándolo de recamadas luces heladas.

Un cercano compañero del babel de los ronquidos, haciéndome ese gesto de tijereta al acercarse dos dedos a la boca, abandonó la litera…Tenía esa sonrisa sin acabar de romperse. Esa mirada callada envuelta en lejanías.

Desde la cubierta, subiría una trenza de humo hacia la arboladura de las estrellas. Volaría sobre la popa su apurada última amarga colilla, antes de que sus botas hicieran de noray de su ropa bien doblada…

Una nota en un pósit azul asomaba por el bolsillo de su camisa…

Ya en el puerto, rota la fila de carmín, rodeándome de la cintura mi añorada rama de carne de tierra, caminando con el arrebol de sus mejillas, con paso rápido hacia un barbecho tálamo anclado en los besos de ayer, me buscó sobre las aguas, en un reflejo de luz de acero, el charol de su memoria, mientras en el bolsillo de mi chaqueta, mis dedos desleían una nota, amasaban una bolita de papel azul…

El mar quiere a sus hijos desnudos. El claro olvido habita mar adentro.

©Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

18/03/2021 16:55 rubenlapuente #. BREVES MOMENTOS ETERNOS( 23 ) No hay comentarios. Comentar.

CAREO

20210220165213-ruben-lapuente-berriatua-todo-el-amor.jpg

Tú la cumbre

Yo el rebeco

Tú el rayar del día

Yo el rocío

Tú la rosa

Yo el rapaz del patio

Tú el botín del corazón

Yo el bandolero

Tú adiós de azahares

Yo trampero del viento

Tú la dehesa sin fin

Yo encina en tus ojos

Tú quien entorna las sábanas

Yo quien se cuela dentro

Tú pequeña lumbre de dolor

Yo ungüento de besos

Yo la ira de algún día

Tú la mano en mis labios

 

Yo soldado caído

Tú la lluvia en mi rostro

 

Yo hueco en el lecho

Tú la mano dentro

   

©Rubén Lapuente Berriatúa

 

20/02/2021 16:52 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

PUREZA

20210112154601-corazon-nieve-en-el-agua-ruben-lapuente-berriatua.jpg

La nieve dibuja

un corazón sobre el agua,

bordea los labios de una hoja

verde y oculta

¿Sabes que la belleza

que nace eterna

sólo perdura un instante?

¿Estabas tú ahí, te diste cuenta?

¿Sobre esa pureza

pusiste toda la tuya,

te enredaste con ella,

o la mirabas sin verla?

¿Y si el brillo de aquellos ojos

era sólo para ti?

¿Y si el jadeo

que oías a oscuras,

era codicia de tu piel?

¿Y si aquel tembloroso

cuerpo entregado,

era el amor que buscabas?

 

La nieve dibuja un corazón

sobre el agua…

 

¿Y si lo salvaras?

¿Y si muriera en tu palma?

             

© Rubén Lapuente Berriatúa

              mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

12/01/2021 15:46 rubenlapuente #. BREVES MOMENTOS ETERNOS( 23 ) No hay comentarios. Comentar.

BAILE DE SOMBRAS

20210109162422-ruben-lapuente-berriatua.-baile.jpg

Ha sido una canción.

Su chispazo en mi sangre

me ha soltado los pies,

me los ha calzado de un suave y melodioso

vuelo de hoja muerta.

Siempre hay un recodo

que no le enseñas

que no le entregas

Y el baile te arranca de tu plácido refugio

Y te obliga

Te detalla

Te desenmascara

Y la he cogido tan dulce de la cintura…

La pequeñez del espacio

nos hace girar en el remolino

de dos miradas

de dos sonrisas

Imposible escaparse del acecho

sin tregua

de una boca, de unos ojos.

De pronto,

ahí en la pared,

en nuestras sombras

(¿el envés de la apariencia?)

cómo se siente el peso

de esta larga andadura juntos,

el cansancio también del viejo latido

del eterno amor

Si se diera cuenta ahora ella

podría hasta sumergirse

en este rio mío oculto

reflejado en el espejo

tan claro del suyo

(Oh cómo se entrega esta mujer)

por el que me cuelo

hasta donde ya no puede haber nada más  

Alargo la melodía en mi garganta

en la última vuelta

que demoro con ella…

Y al pararnos

me fijo cómo dos sombras en la pared

(¿Por qué aún extrañas?)

se amalgaman.

                  ©Rubén Lapuente Berriatúa

  mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

09/01/2021 16:24 rubenlapuente #. DE CORAZONES ( 20 ) No hay comentarios. Comentar.

BELLO DOLOR

20201211153636-bello-dolor.-ruben-lapuente.jpg

Oh, bella joven mujer, que siempre, temprano y a solas, nos damos los buenos días. Que estando hoy yo entrando en la oficina, en la trastienda, nada más verme, ha dejado el obrador y como hecha una bruma, muy despacio, sin bajar la mirada,  se me  ha acercado con esa fuente de dolor, con esa casida del llanto íntimo…

¡Y oh Dios mío! ¡! ¡Qué alud me vino! ¡Qué marea! ¡Qué abismo de ojeras de mar de amor herido!

Y qué me importaba a mí  si de amor huido moría. ¡Oh pulgares míos descorriendo sus lágrimas! ¡Que me había  elegido a mí para enjugarlas! ¡A mí! ¡A la oscura orilla del mar de mi pecho! ¡Al pañuelo de espuma blanca de mi regazo!

¡Sí! ¡Qué era a mí a quien clavaba ese bello y dulce dolor mojado!

©Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

11/12/2020 15:36 rubenlapuente #. HERIDAS No hay comentarios. Comentar.

EL BIOMBO

20201202093958-biombo-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Nos hemos comprado

un biombo:

El último cerrojo

de nuestro dormitorio

Y le ha dado

un aire

como de suite de saloon del oeste

desvergonzado

 

En una de sus hojas

descansan

mis pantalones

Vivaquea

de una esquina

mi camisa

Si fuera un cowboy

colgaría también

el sombrero de ala ancha

las botas con espuela de estrella

con cinco puntas

y la cartuchera

con la culata

de mi revólver

asomándose

como una víbora de plata

 

Luego entra ella

por un lado y…

¡ale hop!

planta

su sostén en el medio

como si luego fuera a enjabonarse

en una de esas bañeras

de patas con garras

de bronce de leona 

 

Tiene allí en lo alto

algo de triángulo

celestial

Una prenda

que si le oigo su pequeña tralla

me evoca

dos proas por la casa

dos lebreles sin bozal

dos turgencias…

¡Oh!  “La gauche divine et á droite aussi…”

Que si duermes 

toda la noche

sobre ellas

olvidas los sueños

amaneces sin memoria…

 

Luego cuelga la falda y…

¡ale hop!

aparece

por el otro lado

la misma

pero oh qué distinta

 

Viendo todo eso

en tu cumbre

biombo

Sólo nos queda

apagar los móviles…

 

Y encima

con

tarde

de

lluvia!

                         

©Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog

 

02/12/2020 09:39 rubenlapuente #. LIBRO EL AMANTE DE PAPEL( 4 ) No hay comentarios. Comentar.

DULZURA

20201119212619-dulzura-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Me viene con pasos

de pantera cautiva

Titubeante

Como una bandada

de dientes de bruma

Me dice que cree que ya no la deseo

Que la miento

Que sospecha de mí

Que me busca

huellas de otra

hasta en la raíz de la mirada

Que mis palabras

“déjame ahora no”

le sientan

como pequeñas y breves

punzadas

de candente aguja

Que ahora se alimenta

de cuando

subía a la azotea

a que yo le viera los ocasos

en los botones de su blusa

y del eco del chasquido

de la estrella fugaz

de mi vertical cremallera

Que nunca

salvo conmigo

tuvo ella la piel

con escamas de plata de mi saliva…

Que añora ese suelo

de jergón de los caminos

que el placer luego

acolchaba

con lana de esmeraldas

de las mismas

duras

piedras…

Que grita de ira

de abandono

de vacío  de espera

Que qué quiero de ella

 

Si yo sólo quiero

le digo

que me viertas

aquella dulzura de tu cuerpo

si era de tu higuera

Que gires despierta

en este carrusel de la vida

de dos boletos

hasta que nos suene

la última sirena…

 

Si yo sólo quería

que

vinieras

así

©Rubén Lapuente Berriatúa

  mi nuevo blog

 

19/11/2020 21:26 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

LA VOZ DEL SUEÑO

20201029140920-la-voz-del-sueno-ruben-lapuente-berriatua.jpg

La oigo respirar…

Si no durmiera a mi lado

por esa voz del sueño

que no se parece

a la que yo atesoro

no la reconocería

 

Por momentos

alienta suspiros de niña

En otros inspira

roces de viento

perdido en la oscuridad

Luego imperceptible

su aliento calla

como si soñara

algún sueño del silencio…

Y al no oírla

tira de mí el vértigo

de cuando

un día

cuál antes

en el lecho

será un hueco

insoportable…

 

Y la despierto

con la voz

ronca

del sueño fingido

 

Desvelada

se vuelve hacía mí…

 

¡Y no me mueve!

 

Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

29/10/2020 14:09 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

DETRÁS DE ELLA

20200927153901-detras-de-mi-mujer-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Voy detrás de ella

De un vaivén olvidado

La veo como la ven los otros

Como veía adolescente

su cuerpo por los soportales

El mismo gesto de acomodarse el pelo

La misma transparencia que desplaza su silueta…

¿Lo que amo son sus formas?

La sigo para que no se me acabe su cuerpo

Para volver a dibujarla

sobre el esbozo de ayer

Ánfora que se cimbrea

cruzando  esquinas  gentes  luces…

Se para en un escaparate

Vive el hallazgo  la sorpresa:

El vestido quizás ya interrogado

Creo que amo su manera 

su aire: el de un sueño…

 

Al girarse ella de pronto

casi no me da tiempo

a darme la media vuelta

Me estará ahora viendo caminar

delante  entre la gente

Gritará mi nombre

¿Qué haces aquí?  me dirá

Siento sus ojos a mi espalda

El sonido de sus tacones…

Alargo un poco la zancada

Tenso el cuerpo

esperando su voz…

 

¿Pero porqué no me llama?

 

                     ©Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog  http://rubenlapuente.blogspot.com/

27/09/2020 15:39 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

UNA PALABRA

20200824153740-el-viaje-por-tu-cuerpo-ruben-lapuente.jpg

Una palabra 

entre los dos

De mí para ti

A solas

Esa palabra

que atraviesa

la piel como un milagro

Que

al perderse

se esconde

en todos los rincones

de uno

Pero ¿cuál?

¿Vida?

No  Ésa no

Mejor otra

Que vida lleva

 a su espalda un Judas

Un sicario

Un circo de lágrimas

No

Y tan dulce como “cariño”

Tampoco

Que pronto se repite

como muletilla

Oyéndola todos

Que empalaga

No  no

“Cielo” es demasiado bella

Etérea

No se clava como un rejón

Tan remilgada acuarela

tampoco

“Corazón”

a ratos valdría

Pero es demasiado directa

Puede sonar a falsa

A retahíla

Para una llamada

dulce es única

Para abrir la piel como un libro

de versos a la noche 

es arrolladora

Pero no  no

No es ésa

“Amor” sí

Pero es incompleta

Por lo rotunda

Puede que no diga la verdad

Abarca preludios

Muy suave suena a deseo

Pero al final muletilla también

Y no  no  No es esa

Una palabra entre los dos

A solas

De mí para ti

Que curve la mirada

Que evoque toda la memoria

Mejor que cariño

que cielo  

que amor  que vida

que corazón

Una palabra

como una dulce

tormenta

secreta

mojándonos

Desnuda y vestida a la vez

Sin cuentos

Una palabra  una palabra…

¿Esposa?

Oh  sí

¡Sí!

¡¡Esposa!!

©Rubén Lapuente Berriatúa

 

24/08/2020 15:37 rubenlapuente #. LIBRO DÍAS DE QUIMIO Y ROSAS( 3 ) No hay comentarios. Comentar.

FIDELIDAD

20200714163837-fidelidad-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Por la avenida me cruzo con ella

camino del trabajo

Voy con ese cuerpo

que finge despertarse cada mañana

Y no es la mejor manera

de atender la dulzura de unos ojos

 

Al principio

sólo era un perfume intenso

Luego la brisa que movía

se me fue acercando

como la de aquel mismo lejano

temblor adolescente

Y al vernos

caminábamos más despacio

para que durara algo más

el azar de nuestra diaria coincidencia…

 

Las miradas se hicieron cada vez

más cercanas   más cómplices

más sostenidas

Yo me ladeaba para no rozarla

para ser sutil y amable…

 

Hasta luego -me dijo ayer-

Adiós -a media voz y a destiempo- le dije

Y nos volvimos a la vez

para darnos nuestra

más radiante sonrisa…

 

Hoy sabía que era la mañana

del encuentro   de la cita en un bar

de las preguntas

de las mentiras quizás

Ahora está ella bajando por el bulevar

Adelantándose al tiempo

Buscando mi silueta en la lejanía

Oyéndose el timbal enajenado del pecho…

 

Pero hoy he cambiado de trayecto

He tomado una calle paralela a la avenida

Y mientras la veo fugaz

rebasarme por una esquina

me imagino

camino del trabajo

que hay ahora alguien

que descorre unas cortinas

que abre un balcón

de par en par

y que recogiendo mi ropa sobre la cama

tal vez   por un momento

aspire su olor

© Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

14/07/2020 16:38 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

CARMÍN

20200701203650-carmin-ruben-lapuente-berriatus.jpg

Date carmín

Raudal de arrebol

¡Date ya!

Y déjamelo

de montura de los vasos

Y en la luna del armario

a la altura de mi boca

o de mi bálano…

¡Quiero verlo!

 

A la noche

Oh guerra de amor

¡Date luz de cera de rubí!

Y píntame ya

pincel de tus labios

 

¡Que quiero boca de carmín!

¡Que quiero sangre de besos!

 

Y al irte

de madrugada

clávamelo tembloroso

en mi espalda

dulce  abierto

y oscuro

 ©Rubén Lapuente Berriatúa

mi otro blog  http://rubenlapuente.blogspot.com/

01/07/2020 20:36 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

JARDINERO

20200624185234-jardinero-ruben-lapuente-berriatua.jpg

Son como una mujer

que se adorna para su cita:

Inmóviles

en ese escaparate del destino

o el que mis manos

de aprendiz de jardinero

les dieron

acicalaron

buscando la belleza

de mi jardín

dentro de la mía

también

 

Y así he podado las ramas

de las enredaderas

por el rayar del alba

en sus yemas de flor

Así he vestido a las calas

con su blusa abierta

enseñando por el escote

su vela dorada de amor encendida

Las prímulas  las violetas  las clavelinas

los racimos de las glicinias

como calcetines malvas

tendidos al sol de mayo…

Todo está preparado:

El olor

que para defenderse

se hizo fragancia

ya ha sacado billete

en el largo tren del viento…

Y el color

que para sobrevivir

se hizo salvaje

ya lanza guiños

al hervidero ansioso de abejas

que caen al fondo

del cáliz de las flores

ebrias de farolas de estambre

trayendo     llevándose

el fecundo tesoro del polen de oro íntimo…

¡Oh que todo para perpetuarse

se haya tenido que hacer bello!

 

Al atardecer

sale ella

rociando garabatos de agua

en cada hoja

Su rojo pantalón ceñido

Su blusa gastada abierta

anudada bajo el pecho…       

Los cabellos rubios recogidos

sobre la nuca desnuda…

Me acerco por detrás

enredada ella aún

en caligrafías del agua

y al tomarla por la cintura

al ladearme dulcemente su cabeza

pruebo en la corola del cuello de su piel

como si fuera yo el paladar

de un enjambre de abejas

eso inexplicable

misterioso

esa marea que sube

de la misma raíz de la vida

     ©Rubén Lapuente Berriatúa

               El Rasillo de Cameros (La Rioja)

 mi nuevo blog http://rubenlapuente.blogspot.com/

24/06/2020 18:52 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

MARIAMOR

20200609085234-mariamor-ruben-lapuente-berriatua.jpg

                                   Quien da amor pierde amor (Pessoa)

 Hoy no se detiene

mi corazón en la piel

Va muy por delante de mí

con esta blanca

y rubia luz trasparente

con esta Naturaleza

que necesita

bien poco que la mire

para ser una parte mía

¡Qué poco he tardado en habitarla!

 

Hoy no se detiene

mi corazón en la piel

Y con ella voy

a mi claro del bosque

a amarla

en ese duro jergón del placer

de la maleza…

Y bajo ese techo

de cielo enramado

con las sombras de las hojas

bailándome  en la cara

ya con la cabeza sobre su vientre

por primera vez siento

el vértigo de la urdimbre

de la vida

bajo mi mejilla

Ese maderaje

que cobija el empuje

de memoria tras memoria:

Sazonada vasija

de vida y muerte irrepetible…

Pero… ¿Y cuánto tiempo más

voy a tardar en habitarla?

¿Cuánto

si todavía me paro en su puerta

con los nudillos en el aire?

¿Por qué no recalar en cada

herida que trae a casa?

¿Por qué no asfixiarme con ella

si nos hemos elegido?

 ¿Cuánto tiempo más

voy a tardar en vivirla?

 ¿Y si empezara

por cambiar las formas?

Y ahora mismo

Que todo diera un giro inesperado

Empezar añadiendo

como un guiño suave mío

una hermosa palabra a su nombre:

 

Eh Mariamor

Aún no sé de qué va del todo

esto de la vida

pero debe ser algo así como

estar sobre este camastro de hojas

tendido junto a un corazón

que confundo con el mío…”

 

Y al mirarme

Mi cabeza ladeada sobre su vientre

Sonriéndola

En el fulgor de mis ojos

le enseño

lo más oculto que guardo…

 

Lo que no se arropa

Lo que no muda nunca

 

Y empiezo ya a sentir mi vacío

 

©Rubén Lapuente Berriatúa

mi nuevo bloghttp://rubenlapuente.blogspot.com/

09/06/2020 08:52 rubenlapuente #. LIBRO TODO EL AMOR No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris