Facebook Twitter Google +1     Admin

CRISTO YACENTE

20170410181247-cristo-yacente-ruben-lapuente.jpg

 

Oh Cristo yacente

Subes por mi calle

tu bello dolor

de golpeada carne de madera

Y cómo la oreas

de claveles

de alas de requiebros

de goterones de lágrimas

en ese íntimo escalofrío

de la emoción

profunda

de un barrio

 

Al pararse el paso

el arrebato

de una mano

vuela

a taponarte

un instante sólo

la herida abierta

del costado

como si aún te manase

sangre limpia

 

Oh Cristo yacente

Qué importa

que no crea

que anduvieras en la mar

Que del lodo

de tu saliva

dieras la luz

a unos ojos ciegos

Que sacaras

de un cesto

el ágape

de una multitud

Qué importa

Si subes por mi calle

la emoción pura de la belleza

en su muerte sola

La lírica parábola

de una vida verdadera

en un cuerpo

que me estremece

como si te viera

en el regazo de mirra

de tu madre

muerto

y ensangrentado!

                       ©Rubén Lapuente

 

10/04/2017 18:12 rubenlapuente #. RITOS( 10 )

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Julio

Muy adecuado para el tiempo recién vivido de semanasanta. Los sentimientos se dejan traslucir por los versos al margen de las creencias. La muerte, cuando es sacrificio y entrega generosa, conmueve.

Fecha: 29/04/2017 14:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris